¿Sabes como lavar tu almohada? Consejos adecuados para su perfecta limpieza

En BedMoon.Com sabemos que con la llegada del verano, es habitual que llevemos a la tintorería el edredón y las almohadas, pero no es del todo necesario. Sí, se pueden lavar las almohadas en casa con buenos resultados. De hecho, en  BedMoon.Com  te recomendamos hacerlo regularmente porque, aunque incluyan tratamientos específicos, se pueden acumular bacterias, hongos y ácaros, sobre todo teniendo en cuenta que pasas ocho horas diarias (o las que correspondan según tu edad) apoyado sobre ellas. Pero, ¿cómo lavar almohadas con éxito y sin estropear su material?

Lo más importante de todo es leer la etiqueta y estar atento a la información sobre el producto. Hay materiales que, directamente, no son aptos para ningún tipo de lavado, mientras que otras almohadas lo aceptan, pero hay que seguir una serie de instrucciones muy específicas. Además del factor temperatura, hay especialistas que no recomiendan utilizar suavizante en ningún caso.

¿Cómo lavar almohadas en la lavadora?

El consejo de BedMoon.Com es que te asegures de que el lavado a máquina es posible. Hay dos partes que son fundamentales en este proceso: la funda y el relleno, técnicamente llamado núcleo (puedes encontrar ambas denominaciones en las almohadas). Las fundas de algodón son las más habituales y permiten lavarlas a máquina sin problemas.

A la hora de saber cómo lavar almohadas en la lavadora, sigue siempre las instrucciones que indica el fabricante, pero por lo general, la funda no se debería lavar a más de 40 grados, aunque algunos modelos más específicos permiten hacerlo a 60 grados.

Si tienes secadora, vigila que eliges un programa con el que no encojan. No obstante, la mayoría de las recomendaciones sobre cómo lavar almohadas pasan por secarlas al aire libre.

El núcleo o relleno es lo que requiere mayor atención por tu parte, porque existen una gran cantidad de modelos de almohada que indican específicamente que no se pueden lavar en la lavadora. Si se puede, no sobrepases en ningún caso la temperatura máxima recomendada por el fabricante.

Sigue leyendo lo que BedMoon.Com te aconseja.

¿Cómo lavar almohadas que están amarillas?

Hay muchas razones por las que pueden aparecer esas antiestéticas manchas amarillas. El sudor o la grasa del cabello son algunas de las más habituales. El mejor consejo sobre cómo lavar almohadas amarillas es la prevención. Nos explicamos: ya que muchos núcleos no son aptos para el lavado, la mejor forma de evitar que se amarilleen es lavar regularmente las fundas, que se convierten en una primera barrera protectora perfecta.

No obstante, si ya han aparecido y quieres saber cómo lavar almohadas que están amarillas para disimular o eliminar estas manchas, puedes utilizar un recipiente con agua y un poco detergente. Si es específico para prendas delicadas, mejor todavía. Disuelve bien el producto y usa una esponja para el lavado, escurriendo bien el agua, para terminar con las zonas en las que la almohada ya ha amarilleado.

Tanto el lavado a mano como a máquina, puedes ayudarte con un poco de lejía para hacer desaparecer las manchas amarillas. Algunos expertos, como nosotros  BedMoon.Com, también aconsejan utilizar percarbonato de sodio, y luego averiguar cómo lavar las almohadas según aconseje cada producto en concreto.

Consejos sobre cómo lavar almohadas según su tipología

Si en alguna ocasión has comprado almohadas en BedMoon.Com, seguro que habrás observado que los consejos sobre cómo lavar almohadas ocupan un espacio bien visible. Y es que se debe tener muy presente qué tipos de almohadas sí que se prestan a ello. Si indican específicamente que el núcleo no es lavable, el consejo es obvio: hacerlo solo si no queda otro remedio.

Cómo lavar almohadas de viscoelástica

Este es el mejor ejemplo de que existen algunos modelos que no se pueden lavar. De hecho, las almohadas de Pikolin Home,que podrás encontrar en  BedMoon.Com, lo avisan claramente: “Cuidado: no lavar el núcleo”. Y es que el material de estas almohadas puede perder las propiedades si se hace.

Solo si es necesario (una gran mancha, por ejemplo) puedes hacer un pequeño lavado a mano. Enjuaga con agua y jabón suave, aclarando muy bien y dejando secar siempre al aire libre.

Como lavar una almohada viscoelástica no es recomendable, cobra especial importancia el papel de las fundas. Si es posible se recomienda que la funda sea doble y que el exterior tenga cremallera, además de lavarlas en la lavadora regularmente.

Cómo lavar una almohada de látex

Si no sabes cómo lavar almohadas de látex, a no ser que el fabricante lo indique de manera específica, opta por lavarlas a mano. Utiliza siempre agua fría y un poco de detergente suave. Sumerge la almohada, evita frotar y los remojos prolongados.

Después se recomienda a la hora de secar una almohada de látex hacerlo al aire libre y, aunque te sorprenda, a la sombra.

Cómo lavar almohadas de plumas

Hay una diferencia abismal entre las plumas naturales y las sintéticas. Las plumas naturales no se recomienda lavarlas. Por el contrario, las almohadas de plumas sintéticas son casi las únicas que permiten el lavado a máquina. Utiliza programas delicados que, en principio, no deberían superar los 40 grados y centrifuga a bajas revoluciones.

No pierdas de vista estos consejos sobre cómo lavar almohadas de plumas en la lavadora:

  • Mete algunas pelotas de tenis envueltas en calcetines en la lavadora. Suena sorprendente, pero sirven para sacudir las plumas a lo largo del lavado.
  • No las planches, ni seques a más de 60 grados, tal y como indican desde Pikolin Home.
  • Sécalas al aire libre, en una superficie plana y removiendo las plumas para que no se apelmacen.
  • Cuidado con las costuras porque si no están en buen estado o hay agujeros se puede perder el relleno durante el lavado.

Consigue tu regalo por lanzamiento cliqueando en la imagen de abajo.

Y después solo tienes que dar a enviar.

bonton-promojpg


Elija su colchón

boton-CON-MUELLESjpgboton-SIN-MUELLESjpgboton-ENSACADOSjpgboton-BULTEXjpgboton-JUVENILESjpgboton-ARTICULADOSjpg